lunes, 14 de mayo de 2012

El Rey Midas de la televisión. WTF?

Hoy la cosa va de series otra vez. Si sois aficionados a leer blogs de series en la red, sabréis que "El Rey Midas de la televisión" es el apodo que se le da a Jeffrey Jacob Abrams, J. J. Abrams para los amigos. Se supone que es porque todo lo que tocaba se convertía en oro, como el rey de la historia. Pero parece que el oro se está deteriorando.

De crear Alias, Lost y Fringe, que han sido éxitos en crítica y público (con sus altos y sus bajos, con el para mi gusto tramposo final de Lost, y con la baja audiencia que está teniendo en sus últimas temporadas Fringe), ha pasado a hacer cosas que no interesan a la gente.

Su serie Undercover, que iba de temas de espías y tal, duró 1 sola temporada, y su serie Alcatraz, que tenía una pinta increíble (y que creo que la cagaron en hacerla procedimental) ha sido cancelada al terminar también su primera temporada. Te podía gustar más o menos, pero el caso es que no te enganchaba como en su día lo hicieron Lost y Fringe. También ha participado en la película Super 8, que con un trailer genial que daba gana de enmarcarlo, mostraba una película que resultó ser mediocre.

Otro detalle que no me gusta de este hombre es su facilidad para incluir pseudociencias en los productos que crea. Tenemos por ejemplo las características espacio-temporales extrañas que se daban en la isla de Lost y que nos quedamos sin poder comprender (basadas en el mito de que con la mecánica cuántica "todo es posible"). También casi todos los episodios de Fringe, que aunque algunos tengan una base algo científica, se basan en energías que no se pueden medir y en vibraciones con poderes especiales más de lo que deberían (en sus últimos capítulos se están pasando con el tema de las vibraciones, pero bueno). Tengo que decir que al menos en Fringe estas pseudociencias "pegan", aunque sean chorradas científicamente hablando.

También se vio en Alcatraz, la última serie que le han cancelado, en la que se proclamaban a los cuatro vientos los poderes de la plata coloidal. La plata coloidal es una suspensión de partículas de plata que efectivamente tiene poder bactericida. De ahí a decir que hace todas las cosas que salen en el blog que ahí enlazo hay un gran trecho. Pues resulta que en Alcatraz la plata coloidal hace esto y más. Ahora viene un spoiler gordo de Alcatraz, pero como la han cancelado, ya qué más da.

En la serie se cuenta la historia de la prisión de Alcatraz, en la que en los años 60, sin venir a cuento, y sin dejar rastro, todos los presos y trabajadores de la prisión desaparecieron. En la actualidad, empiezan a volver de donde fuera que estuvieran, como si no hubiera pasado el tiempo para ellos. Aparte del caos, y de los destrozos y muertes que causan los regresados, los protas (mejor dicho, el jefe de los protas, el típico tonto que le oculta cosas a sus subordinados para que no puedan hacer bien su trabajo) se da cuenta de que algunos de estos "hijos pródigos" tienen plata coloidal en su sangre. Y, lejos de morirse por envenenamiento por metales pesados, los tíos vuelven convertidos en una suerte de superhéroes. Parecen ser inmunes a todo tipo de enfermedades. Sí, a todo tipo, exactamente lo mismo que afirman los magufos que venden la plata esta. Ya es lo máximo cuando a una de las protagonistas le pegan un tiro, dejándola en coma, y al médico de la empresa se le ocurre hacerle una transfusión de sangre de uno de los presos, afirmando que puede ser que eso la sane. Lo hacen, y efectivamente, la tía se despierta como nueva. Totalmente flipante.

Pero todo esto que estoy contando no da para una entrada. O al menos yo no tenía pensado escribir esto que estoy escribiendo. Hasta que he visto lo siguiente:




Un largo trailer de la nueva serie de Abrams. Supervivencia post-apocalíptica en un mundo en el que de golpe y porrazo han dejado de funcionar todas las fuentes de energía. WTF? Esa es la descripción que he encontrado por ahí, aunque viendo el trailer parece que lo que ha dejado de funcionar es la electricidad. ¿Pero cómo es esto posible? ¿A santo de qué un motor de coche va a dejar de funcionar así como así? ¿Es porque la energía química que usa el motor ya no funciona? ¿Por qué entonces los seres vivos no se han muerto? ¿Es (como ya he leído por ahí) un gran PEM (pulso electromagnético)? ¿En 15 años no han sido capaces de volver a fabricar nada que funcione con electricidad después del hipotético PEM? ¿Por qué coño cultivan cosas en los coches? ¿A santo de qué la electricidad vuelve a funcionar al acercar el colgante ese? ¿Emite el colgante un campo antipulso electromagnético que destroza las leyes de la física? ¿Sabe J. J. Abrams siquiera lo que es un PEM?

Todo esto y mucho más, en la siguiente serie de Paranoyas Abrams. Por vuestro bien os digo que no os encariñéis mucho con la tal Revolution, porque o no pasa de la primera temporada, o todo resulta ser un montón de mierda con patas en la que sólo importaba la evolución de los personajes.

PD. Por mucho que ahora despotrique, la veré en cuanto salga. Llamadme masoquista.


1 comentario:

  1. Después pasa lo que en los Vengadores, en la que se convierte un metal (¿metal) ¿era metal? ¿o salami?) más o menos común en una cosa guapísima.

    ResponderEliminar